Desgaste Articular

DESGASTE ARTICULAR
La artrosis es una enfermedad de las articulaciones que aparece por desgaste. Empieza con una lesión articular que a menudo sólo afecta a una zona pequeña y va aumentando con el tiempo que produce un engrosamiento óseo y una destrucción de la superficie articular, lo que provoca dolor y rigidez articular, además de una deformación progresiva.
Después el cartílago articular de la zona afectada no sólo queda lesionado, sino incluso totalmente desgastado. En ese punto el hueso al descubierto roza directamente con el hueso opuesto. El proceso puede retrasarse con diversos tratamientos, aunque el definitivo consistirá en la sustitución quirúrgica de la articulación o prótesis articular.
Existen alternativas de manejo para el desgaste articular: Antiinflamatorios, control de peso, tipo de ejercicio, tipo de calzado, infiltraciones articulares con múltiples medicamentos. Y ya de forma definitiva cuando el caso lo amerita, se soluciona con la colocación de una Prótesis o Reemplazo Articular.
Existen y se utilizan actualmente también medicamentos denominados SYSADOAS (GLUCOSAMINA, CONDROITINA, DIACEREINA, ACIDO HIALURONICO, CURCUMA, EXTRACTO DE AGUACATE, ETC). Aunque los SYSADOA, cuyas siglas proceden del término inglés symptomaticslowactiondrugosteoarthritis, son los fármacos capaces de modificar lentamente los síntomas de la artrosis de manera independiente a los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), analgésicos u otras opciones terapéuticas. Desde la introducción de este concepto, siempre se han manifestado entusiastas detractores y defensores de él, en ambos casos con poderosas razones, que lo único que han conseguido es que permanezca el desacuerdo acerca del uso de estos fármacos en la práctica clínica habitual. Sigue estando en entredicho cuándo utilizarlos y cuál es el mecanismo de acción real de cada uno de ellos. Ninguna de las guías publicadas recomienda abiertamente su utilización, pero tampoco la desestima.
Se te invita a que acudas con un servidor a analizar tu caso en específico, para así valorar cual es la mejor conducta a seguir en tu caso; ya que existen múltiples opciones, para que vuelvas a ser funcional y sin dolor.

Articulaciones más afectadas:
MANOS: Dedos y Articulación de la base del pulgar.
RODILLAS(Gonartrosis): es la forma más frecuente de las artrosis que aparece con la edad y que tarde o temprano afecta a casi toda la población.
CADERAS (Coxartrosis).
COLUMNA: Artrosis de las articulaciones vertebrales menores: es frecuente que aparezca junto con otras afecciones degenerativas, tales como degeneración de los discos vertebrales, mala alineación y desplazamientos de las vértebras, estrechamientos del canal medular y otros.


Galería